Thunderbolt 3 para gaming y renderizado

Thunderbolt 3, la era de las gpu externa.

La tecnología eventualmente se va haciendo más compacta y más amistosa para el usuario común hablar de una GPU externa para portátil te dejaba dos alternativas:

  • Comprar un costoso portátil que tenga un dock que integre una tarjeta gráfica, realmente no se encuentra en el presupuesto del jugador promedio.
  • Abrir tu portátil, realizando la conexión de componentes necesarios para adaptar una GPU externa, pero esto realmente anula la garantía y simplemente no es nada portátil, convierte tu portátil en un ordenador de escritorio.
    En estos días, los portátiles que incluyan un puerto “thunderbolt 3” pueden usar GPU externas que usan los sobremesas normales, con la diferencia que los kits son bastante compactos, y portátiles, perfectamente los puedes llevar de vacaciones contigo.

Los thunderbolt tienen otras bondades como:

thunderbolt 3 gpu externa

Video que muestra cómo se adaptan las GUP externas a un portátil que tiene un puerto Thunderbolt3.

En internet puedes encontrar una gran variedad tarjetas externas compatibles con esta tecnología, también si ya cuentas con una tarjeta gráfica solo necesitaras comprar la caja o “enclosure” para instalar la tarjeta gráfica en su interior, pero debes tener en cuenta algunos datos técnicos como si la fuente de alimentación es suficiente para la tarjeta gráfica que colocaras, las dimensiones, la refrigeración etc.

Ventajas:

  • Movilidad y fácil transporte.
    Puedes comprar primero el portátil y luego si necesitas más poder de gráfica por diseño, renderización de videos o para jugar esta es una alternativa.
  • El precio ha bajado y se compara con comprar tarjetas de videos normales para ordenadores de sobre mesa.
  • Puedes adaptarlo a un sobre mesa o revenderlo como un accesorio su precio no se devalúa.
  • Puedes cambiar la tarjeta por una superior sin cambiar todo el portátil.
  • Conectar 2 o más pantallas a tu portátil.

Desventajas

  • Los portátiles con Thunderbolt 3 aun están por arriba de los 800 euros.
  • Aunque son compactos suelen ser pesados, hablamos de unos 2 o 3 kilos de más que tendrás que cargar adicionalmente al portátil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.