¿Cómo limpiar los sacos de dormir?

Como lavar los sacos de dormir

Aunque no le des un uso muy frecuente, el saco de dormir es un objeto que nos sirve en numerosas ocasiones y nos saca de más de un apuro. Para un viaje mochilero, una acampada o para que los niños se vayan a pasar unos días fuera con la escuela o el campamento, el saco de dormir será tu mejor aliado. Si deseas que siempre esté limpio y preparado para cualquier ocasión, toma nota.

  • Pre-tratamiento. Con la ayuda de una esponja, frota las manchas del saco de dormir. Puedes humedecer la esponja y añadirle un poco de detergente, sobre todo si se acaba de derramar algún líquido.
  • Es aconsejable que laves el saco de dormir en una lavadora grande. Piensa que a mano será más costoso, pues necesita una gran cantidad de agua para retirar el jabón del lavado.
  • Antes de meter el saco en la lavadora, cierra bien la cremallera. Después, añade a la máquina un jabón suave. Si el saco es sintético, también puedes utilizar el detergente que usas frecuentemente para lavar tu ropa. También puedes añadir suavizante, si lo precisas.
  • Es recomendable introducir unas pelotas de tenis unas 12 o más esto ayuda que el golpeteo suelte un poco las plumas si es de ese material. De igual manera ayuda que el relleno no quede compacto, puedes usarlas en todo el proceso.
  • Procura lavar el saco de dormir con agua tibia. Una vez finalice el ciclo de lavado, programa otro ciclo para que la bolsa se enjuague
  • Ves con cuidado a la hora de sacar el saco de la lavadora, porque la pieza es grande y al estar mojada pesará más. Para eliminar todo el agua presiona poco a poco el saco. Es aconsejable que no lo enrolles ni exprimas para quitar el liquido.
  • Una vez lo hayas escurrido, envuélvelo como si fuera una bola y mételo en la secadora. Si no cuentas con una secadora, puedes tenderla en el exterior para seque.
  • Procura que la bolsa esté bien seca antes de guardarla, en caso contrario podría provocar humedad, malos olores y moho.
  • Si deseas mantener limpio tu saco pese a que no lo uses a menudo, y así mantener la esponjosidad del plumón, es aconsejable que no laves en seco la pieza, ya que se podrían dañar las plumas debido a los disolventes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.